Por: Citlali Trujillo

A inicios de año escribí un artículo titulado “El panorama de la cultura en declive este 2016” y ya que estamos por finalizar este año, resulta pertinente evaluar cómo le fue al campo del arte y la cultura en nuestro país.

Recibimos el año con la noticia de la creación de una Secretaría de Cultura a nivel federal, órgano que fue creado sin antes establecerse un reglamento interno y durante todo el año se estuvo a la expectativa de esta regulación ya que fue muy cuestionado y con justa razón; cómo es que el gobierno creó una secretaria sin un reglamento interno y hasta el pasado 8 de noviembre se publicó en el DOF el reglamento de la secretaría y la pregunta es ¿cómo se rigió este organismo durante todo el año? Además, el FONCA desapareció como Dirección General y quedó en manos de la secretaría ¿A qué se deberá esto? ¿A caso será que quieren destinar menos presupuesto? Y por si fuera poco dentro del poco claro reglamento no se menciona algo a cerca del Sistema Nacional de Creadores así que aún hay muchas lagunas alrededor de este organismo.

Otro suceso importante durante este año fue la noticia del cierre del foro Shakespeare que se dio el pasado mes de septiembre, debido a que los dueños del inmueble están solicitando la entrega de éste para construir departamentos, y debido a que el foro no dispone de protección legal para su supervivencia ni de fondos fiscales, se encuentra vulnerable ante las decisiones de un particular, así que tras 33 años de actividad se tendrá que entregar las instalaciones a más tardar en octubre de 2018, cabe destcar que en los últimos 5 años este foro ha llevado la realización de 202 puestas en escena, que convocaron a 300 mil espectadores en 6 mil 987 funciones. Esta actividad generó 2 mil 030 empleos temporales, 48 empleos fijos, incluyendo la Compañía de Teatro Penitenciario, así que resulta una lamentable noticia el cierre de este espacio.

Una buena noticia fue la victoria obtenida por parte de los bailarines de la Compañía Nacional de Danza que a inicios de año se encontraron en un paro laboral tras haberse negado a firmar su contrato laboral el cual fue modificado sin previo aviso, sin embargo, tras manifestaciones pacíficas y negociaciones, ahora gozan de uno de los mejores contratos que se han tenido en la historia de la compañía.

Otro dato importante que se consideró como un revés para la cultura este año fue la ausencia del presupuesto para el festival de artes de Poza Rica, el gobierno federal debía cubrir los gastos de 450 actividades programadas de 3 al 9 de octubre, lo que ocasionó que el gobierno municipal tuviera que hacerse cargo, ocasionando la cancelación de diversas agrupaciones que se presentarían en dicho festival. Hasta la fecha no se tiene una explicación del porqué el gobierno no cumplió con dicho acuerdo y donde quedó el dinero, mucho menos.

Quienes también pasaron por un momento difícil fue el Taller coreográfico de la UNAM tras la muerte de la maestra Gloria Contreras fundadora y directora de la compañía y tras lo cual hubo una lucha de poder por la dirección de la compañía; actualmente el Seminario del Taller coreográfico de la UNAM fue cerrado debido a que la UNAM argumenta que no tiene responsabilidad sobre dicha institución y se deslinda de ella, lo cual resulta una noticia lamentable para los cientos de alumnos que se tienen en esta institución y para el rubro de la danza en nuestro país.

Y finalizamos el año con la noticia de que el secretario de cultura Rafael Tovar y de Teresa falleció el pasado 10 de diciembre, por lo que la recién creada Secretaría está en espera del nuevo dirigente de la cultura en México y se rumora que será Beatriz Paredes, hecho que resulta preocupante debido a que nadie pone en duda su labor en el ámbito político, pero es un hecho que no tiene una trayectoria en el arte y la cultura.
A lo largo del año en el país se contaron con diversas exposiciones, puestas en escena, encuentros, festivales, entre otros; que vistieron los días de una mezcla cultural y artística amplia y de la cual México se destaca a nivel internacional, así que esto es un poco del panorama que se vivió en este campo en México en el 2016, esperemos que en este 2017 no se nos sorprenda con el tan rumorado recorte al presupuesto para la cultura y que el horizonte para el arte y la cultura pinte mejor.